MINI GUÍA-SELVA NEGRA

MINI GUÍA-SELVA NEGRA

Un año más emprendemos nuestra aventura Pascuera. Esta vez nos tocó selva y como nosotros somos especiales, nuestro destino no iba a ser menos, nos esperaba una selva negra, fría y bella.

Cuando decides  visitar esta región de Alemania, puedes hacer varios itinerarios, llegar a varios aeropuertos y organizarlo de muchas maneras distintas. Nosotros escogimos la opción de campamento base, intentamos que fuese lo más céntrico posible y desde allí hacer las diferentes rutas.

Día a día os contaré nuestro itinerario. Nos dejamos muchos lugares por visitar y muchos rincones imprescindibles, pero no contábamos con más días y por que no decirlo, así tenemos una gran excusa para volver.

DÍA 1 (28/03/2018)

Vuelo Madrid- Zúrich, nos decantamos por este aeropuerto por horarios y precios de vuelos, sin duda Swiss, la compañía, 100 % recomendable. Como alternativas se puede volar a Basilea, Múnich o Estrasburgo.

Alquiler de furgoneta en Europcar, este año la familia viajera ha crecido un poquito, a este ritmo necesitamos un microbús. Furgoneta para 9 pasajeros (5 días/700 euros), como orientación.

Friburgo, es la ciudad-campamento elegida para los siguientes días. Se encuentra en el centro de la región, lo que hace de ella, un enclave perfecto para hacer desde allí las diferentes rutas, tanto a la Selva, como a Francia y Suiza.

En cuanto al alojamiento, este fue el hotel elegido, Holiday Inn Express Freiburg – City Centre, . Esta cadena de hoteles nunca decepciona. Ubicación perfecta para ir paseando al centro de la ciudad, buen desayuno y las instalaciones muy confortables y limpias. 100% recomendable.

A pesar de la lluvia y de lo cansados que íbamos, pudimos dar un paseo por el centro de la ciudad y comenzar la buena costumbre de las cervecitas nocturnas. Prontito a la cama y mañana a empezar a tope.

 

 

DÍA 2 (29/03/2018)

El gran problema de esta región es que hay muchos pueblos y muy bonitos por ver, si no tienes todo el tiempo del mundo, como fue nuestro caso, hay que elegir.

He aquí nuestra ruta:

  • SASBACHWALDEN, es un pueblito de cuento, no muy grande, merece la pena hacer una parada para pasear un ratito por sus calles.

 

 

 

  • SEEBCH, cuando bajas del coche un olor a madera inunda hasta la última papila olfativa de tu cuerpo, ¡qué rico! En sí, el pueblo no nos pareció muy bonito, pero descubrimos la joyita de la corona del día. A pocos km, se encuentra el Lago Mummel, quizá porque estaba congelado y yo nunca había visto algo igual, me impresionó tanto. Sin duda, para mí, es de los paisajes más bonitos que he visto en mis viajes.
    LAGO MUMMEL

 

 

 

 

  • DURBACH, pequeño y encantador pueblo, desde aquí parte una ruta al castillo (se trata de un restaurante con mirador, no esperéis una gran fortaleza), muy bonita, entre viñedos. Es un paseo altamente recomendable, sobre todo si antes habéis degustado ya, la famosa tarta “ Selva Negra”. Frente a la oficina de turismo tienes una pastelería perfecta para probar los manjares dulces de la región.

 

  • GENGENBACH, esta fue la última parada del día, otro precioso pueblo para perderte paseando por sus callejuelas. Llegamos algo cansados después de todo el día trotando por esta increíble selva y no pudimos saborearlo 100%. Este pueblo da para mucho más que un breve paseo.

 

DÍA 3 (30/03/2018)

Hoy amanecemos con un sol maravilloso, ayer visitábamos pueblos y hoy nos vamos a la naturaleza, lo bueno de esta región es esto, la variedad. Hay opciones para todos los gustos y colores, para mayores y pequeños.

Coloquen sus cinturones que nos vamos de ruta a la selva, la Selva Negra.

  • TRIBERG, un pueblo muy curioso. Las fachadas de las casas que están ubicadas en la calle principal son bastante peculiares, presentan una decoración un tanto diferente y divertida, mejor verlo. Hicimos también una pequeña ruta por las cataratas, la verdad, son muy bonitas, pero están demasiado explotadas y cobran entrada, aún así, yo creo que merece la pena verlas, es un paseo muy agradable. En las afueras del lugar encontramos el reloj de cuco más grande del mundo, nosotros fuimos hasta la entrada, pero no llegamos a ver el interior, había que pagar entrada y no nos pareció lo suficientemente interesante como para hacerlo.

 

 

  • TITISEE, pueblo muy masificado y turístico, como dijimos nada más llegar, el “Benidorm de Alemania” (quizá somos demasiado exagerados). Eso sí, el lago y alrededores del mismo, son muy bonitos. Merece la pena perderte un rato paseando por la orilla y si tienes tiempo de sobra, parar para hacer un picnic o buscar cualquier rincón para tumbarte, contemplando el espectacular paisaje que ofrece este lugar.

 

  • ST.PETER, para cuando llegamos ya había comenzado a llover, por lo que la visita al pueblo se limitó a un corto paseo hasta el café de la plaza central , vista de la iglesia del monasterio y un paseo en furgoneta, lo que viene siendo una panorámica del pueblo. Nos gustó bastante, a pesar de no poder patearlo como toca.

 

DÍA 4 (31/03/2018)

  • COLMAR, uno de mis lugares favoritos y es que no es para menos, gran recomendación del amigo Alejandro. Pueblito de cuento y no puedo decir más, solo que es imprescindible visitarlo, que está a unos escasos 50 km de Friburgo, aunque para ir hasta allí, tenemos que cambiarnos de país y pasar a la región de la Alsacia, en Francia. Piérdete en su casco antiguo, te vas a trasladar rápidamente de siglo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FRIBURGO, una ciudad pequeña, fácil de recorrer, acogedora, sencilla y agradable. Nos sentimos como en nuestra propia casa. Lugar con muchas posibilidades para los turistas, visitas monumentales, senderos alrededor de la ciudad, grandes parques, miles de pub donde beber rica cerveza alemana y degustar platos típicos alemanes, tiendas y más tiendas… un sinfín de opciones, que hacen de esta bella ciudad, una buen lugar para ser elegida campamento de base en Schwarzwald!


 

 

 

 

Y hasta aquí nuestra aventura Alemana, un destino perfecto para ir con niños, con mayores, para visitas culturales y para los amantes de la naturaleza, un lugar genial para escaparnos unos días al interior de Europa.

Bis bald!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *