NORMANDIE & BRETAGNE

Diciembre/2018

Francia, el país de las grandes sorpresas. Puedes empezar de norte a sur o, al contrario. Playas increíbles, bosques con un encanto muy especial, ríos majestuosos, por no hablar de los miles de pueblitos de cuento y ciudades más que bellas.

Ya son muchas las veces que visito el país vecino y nunca, jamás, me defrauda. Este país mola y mucho.

En esta ocasión viajamos al oeste, a las regiones de Normandía y Bretaña. La primera, bien conocida por el famoso «desembarco» y el gran Mont Saint Michael, pero con mucho, muchísimo más que ofrecer. La segunda famosa por sus castillos, pueblos de cuento, playas, bosques y un largo etcétera. La Bretaña, es mucha Bretaña.

Presumir de poder visitar estas dos bellas y amplias regiones en tan solo 7 días, es imposible. Por lo que antes de comenzar, primera advertencia a navegantes, tomen el tiempo necesario para cada una de ellas, no sé cuál es, lo único que me atrevo a decir después de la experiencia, es que bien merece la pena dedicarle un viaje a cada una.

Dicho esto, ¡vamos al lío!

 

VUELOS

     En este viaje, nos dividimos en dos aeropuertos, unos pocos volaron a Nantes y otros a Burdeos. También se puede volar a París.

Quizás Nantes sea la opción más práctica, pero no siempre la económica. Yo, en función de los precios elijo el aeropuerto, así que ya os podéis imaginar quién apareció en Burdeos…

TRANSPORTE INTERNO

     Tanto si visitáis una región como la otra, es necesario el alquiler de un vehículo. En nuestro caso alquilamos una furgoneta, en esta empresa https://www.alamorentacar.es . Una furgoneta 9 plazas por 7 días, un total de 600 Euros.

 

ALOJAMIENTO

     -Nantes,  https://www.hotel-duquesne-nantes.com/es/

Hotel en pleno centro de la ciudad, alojamiento sin grandes lujos, limpio y bien ubicado.

      -Normandía, https://www.airbnb.es/rooms/29773294?guests=1&adults=1

https://www.airbnb.es/rooms/29773294?guests=1&adults=1

 

¡¡¡¡¡ALUCINANTE!!!!!!

Probablemente, el mejor alojamiento en que haya estado, al menos el más espectacular, un auténtico palacio. Durante tres días fuimos los reyes de Normandía.

Los dueños muy amables y serviciales. Ubicación perfecta para recorrer los principales lugares de la baja Normandía.

 

     -Bretaña, https://www.airbnb.es/rooms/3879312?_branch_match_id=611237692627949386&adults=1&guests=1&ref_device_id=bd1f656af75444abaf633852b469a8ffe58c16bc&s=39&source=explore_tabs&user_id=22804563

Alojamiento acogedor y bien acondicionado, como punto negativo la ubicación, algo alejado de los principales puntos de interés. Después del viaje, elegiría dos campamentos base en la Bretaña, uno en Rennes y otro en Vannes. Esto me lo apunto para el siguiente.

GASTRO

     Descubrir lugares donde degustar la gastronomía local es una de mis aficiones favoritas. No son muchos los restaurantes que hemos podido probar, pero estos tres, son altamente recomendables y merecen mención especial.

      -Creperie Saint Georges,  http://www.creperie-saintgeorges.fr/

Si quieres degustar las mejores galettes y crêpes, de toda la    Bretaña, tienes que hacer una parada obligatoria en este restaurante, ubicado en Rennes, la capital de la Bretaña.

Las galettes es un plato parecido al crêpe, pero la masa es crujiente y el relleno es salado.

CREPERIE SAINT GEORGES

Durante el viaje probamos en más lugares y nada que ver, esto es cocina casera de alta calidad y a un precio económico, apto para todos los bolsillos.

 

     -Chalait, https://chalait-restaurant.business.site/

Este es el lugar ideal para probar la Raclette, en un ambiente familiar y agradable. Ubicado en el centro de Nantes.

Este plato típico francés, se compone de un trozo específico de queso, servido en una especie de mini barbacoa y acompañado de fiambre para ir degustándolos acompañados del queso fundido.

Salvo que no te guste nada nada el queso, merece la pena probarlo.

Relación cantidad-calidad-precio, perfecta.

RACLETTE

 

     -Au Relais du Porhoët, http://www.aurelaisduporhoet.com/fr/?utm_source=tripadvisor&utm_medium=referral

Este pequeño y acogedor restaurante está en un pequeño pueblecito, Guilliers.

Llegamos a él, recomendados por la guía Michelín y fue todo un acierto.

Cocina casera, calidad en cada uno de los platos y precio de menú más que adsequible, 15 Euros/persona.

 

Son miles las “Boulangerie” (panaderías), que encontraréis, el pan es exquisito y los dulces también, mención especial al brioche y el famoso croissant. Este último, como curiosidad, decir que no es típico francés, sino que procede de Viena, pero que los amigos franceses se han apropiado.

BOULANGERIE

Es imposible hablar de gastronomía francesa sin mencionar los quesos. Madre mía los quesos en Francia, un placer para todos los sentidos.

Y qué mejor que una buena cerveza bretona o la maravillosa cride, sidra, para acompañar todos estos manjares. La sidra es la bebida típica de ambas regiones, no es demasiado dulce, ni amarga, ni demasiado espumosa, es sencillamente deliciosa.

Se me olvidaba, la costa bretona es para los amantes del marisco, cobrando fama los mejillones y las ostras.

 

 

 

PUEBLOS, CIUDADES Y MUCHO MÁS

MAPA FRANCIA

Como decía al principio, son muy pocos días para un territorio tan amplio y con tanto que ofrecer, pero como no teníamos otra opción, exprimimos el tiempo al máximo. Nos quedaron muchos rincones y pueblos por visitar, por no hablar de la sidra por beber y las mareas por ver. Sin duda, ¡volveremos!

He aquí nuestra rutilla:

1º DÍA//NANTES

La antigua capital de la Bretaña, merece mucho la pena.

Dejo este enlace donde se resumen bien los principales puntos de interés de la ciudad:

https://www.lavanguardia.com/ocio/viajes/20181020/452429592771/escapada-36-horas-nantes-joya-bretana-francia.html

TORRE LU

 

CASTILLO DE LOS DUQUES DE BRETAÑA
LAS MÁQUINAS DE LA ISLA

 

 

 

 

 

2º DÍA//OMAHA-BAYEAUX

     – OMAHA BEACH, punto clave en la historia de la II Guerra Mundial.

Toda la zona del desembarco está repleta de cementerios, nosotros decidimos visitar en Cementerio Americano, según las recomendaciones del experto en el desembarco. Impresiona, aquí os dejo el enlace: https://www.abmc.gov/cemeteries-memorials/europe/normandy-american-cemetery#.XDdxTsuWyUl .

CEMENTERIO AMERICANO

     -BAYEAUX, tan solo pudimos dar un paseo por el centro, lo que nos sucedería en otras muchas ocasiones. Destacar los frescos originales que se encuentran en la cripta de la catedral.

CATEDRAL BAYEAUX
3º DÍA// BEUVRON-CAEN

     -BREUVRON, pueblo pequeño, con casitas de cuento, parada obligatoria.

 

 

 

     -CAEN, llegamos a esta ciudad el día de Navidad, todo, absolutamente todo cerrado, menos…. la Noria y allá que fuimos nosotros.

ABAJO LOS MIEDOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

http://es.normandie-tourisme.fr/descubrir/ciudades-y-otras-visitas-imprescindibles/ciudades-imprescindibles/caen-200-5.html

Una ciudad marcada por Guillermo el Conquistador y el 9 de Julio de 1944. Seguro que merece mucho la pena visitarla en un día no festivo, en el que sus principales atractivos turísticos estén abiertos.

CAEN

 

 

 

 

 

CAEN

 

 

 

 

 

 

4º DÍA//RENNES-FOUGERES

     -RENNES, capital de la Bretaña. Nos dedicamos a recorrer cada rincón de su casco antiguo y solo puedo decir, que robó nuestro corazón. Animada y bonita. Tiene vida, mucha vida. Pena no haber podido estar más de un día en esta villa.

Visitad esta ciudad y si podéis, alojaos, como mínimo, un par de días.

Se habla de un musical histórico, Transmusicales, quizá sea interesante visitar la ciudad y coincidir con esta fiesta de la música.

RENNES

 

     -FOUGERES, una vez más llegamos de noche, con lo poco que pudimos ver y el breve paseo, caímos rendidos a los pies de este bello pueblo. Parada obligatoria.

CAPERUCITA AZUL

 

 

 

 

5º DÍA//MONT SAINT MICHAEL–CANCALE –SAINT MALO-DINAN

     -MONT SAINT MICHAEL, lo hemos visto en mil fotos, en todas las guías de viaje de Francia, quizá sea esta la razón por la que, a mí, no me impresionó como lo que se espera de un lugar así. Quizá fue la niebla que no dejaba contemplar la fortificación en su total dimensión, pero que, a la vez, le otorgaba ese halo mágico. Con esto, no quiero decir que no merezca la pena visitar, sólo que, hay mil lugares en el mundo, en la región de Normandía y en la de Bretaña, que merecen la pena tanto o más que este lugar.

CAMINANO MONT SAINT MICHAEL

Como recomendación, vayáis en la época que vayáis, comprad las entradas (10Euros) de la Abadía antes (https://www.tiqets.com/es/le-mont-saint-michel-c260936/abada-de-mont-saint-michel-entrada-prioritaria-p974575?&utm_source=google&utm_medium=cpc&utm_campaign=748577678&utm_content=44785861608&gclid=EAIaIQobChMIt76jhrnl3wIVEMayCh1VowpJEAAYASAAEgIP8PD_BwE&gclsrc=aw.ds ),en verano debe de ser imposible llegar sin entrada previa. Decir que la entrada solamente es para la Abadía, el pueblo está abierto y es gratuito. También es interesante visitarlo a primera hora, estar bien temprano en el parking y hacer el paseo, al menos el de ida andando. Las siete de la mañana quizá sea una hora perfecta para comenzar la ruta. Desde el parking hasta el monte, hay un paseíto largo, aprox. 2.5 km, pero merece la pena. Y si no te apetece caminar, siempre está la opción del bus pica piedra, incluso carro de caballos, esto último, no sé si es gratuito, los buses sí lo son.

Si no queréis dejar el coche en el parking, tenéis la opción de dejarlo en el pueblo más cercano (Pontorson), desde el cual sale un bus que va al Saint Michael.

Para mí, sin duda alguna lo más impactante de este lugar es ver la velocidad y el recorrido tan impresionante que hacen las mareas, es espectacular. Creo que realmente esta es la gracia del Mont Saint Michael. Quizá merezca la pena disfrutar de este espectáculo desde la distancia, haciendo un día de turismo contemplativo, debe de ser una maravilla ver el baile de las mareas durante una jornada.

     -CANCALE, siguiendo la ruta hacia la siguiente villa, hicimos una parada técnica para el almuerzo en este pequeñito pueblo costero. Si os gusta el marisco, sobre todo ostras y mejillones, es vuestro destino. Están por todos los restaurantes y geniales de precio.

     -SAINT MALO, un puñado de palabras me vienen a la mente para este lugar: espectacular, bello, imponente, imprescindible, amurallado… y es que, si hay un lugar en toda la Bretaña que no debes perderte, ese es SAINT-MALO.

La ciudad fortificada, sus muros e intramuros, piscinas naturales, mareas que al huir asoman la belleza del mirador donde reposan los restos del escritor Chateaubriand y un castillo, un castillo en mitad del mar.

Visitar lugares tan pintorescos y bellos, esta es la magia de viajar.

PISCINA NATURAL

 

 

 

 

 

     -DINAN, como ya os podéis imaginar, llegamos muy muy tarde y con un frio interesante, cuanto menos. Esto sólo nos permitió dar un breve paseo por el centro histórico y quedarnos una vez más, con ganas de volver.

6ºDÍA//JOSSELIN-ABBAYE DE TIMADEUC-FÔRET DE BROCÉLIANDE-VITRÉ

     -JOSSELIN, si mi hermana estuviese escribiendo esta guía, os diría, otro pueblo más, visto uno, visto todos. Pero no es así, pese a compartir una arquitectura similar, cada uno dispone de algo especial y creo que, en este caso, su castillo y el río Oust hacen de este pueblo, una bella postal.

No sé porque extraña razón, casi todo, llegásemos tarde, temprano o en buena hora, estaba cerrado, nos quedamos con las ganas de entrar en el castillo. Pese a estar habitado, se puede visitar y por las fotos que vimos, creo que merece la pena. ¡Habrá que volver!

JOSSELIN

     -ABBAYE DE TIMADEUC, no sé por qué acabamos aquí, la verdad, pero sí sé que mereció la pena.

Una espectacular abadía rodeada por un bosque precioso, aún habitada por monjes. Para añadir más encanto al lugar, cuando llegamos, accedimos por una puerta que nos llevó al campanario, los monjes estaban en el culto matutino, una estampa digna de haber estado preparada.

BOSQUES DE TIMADEUC

    

-FÔRET DE BROCÉLIANDE, llegamos al pueblo de Paimpont, desde donde parten varias rutas de senderismo. Nosotros no pudimos adentrarnos mucho en el bosque, pues parece ser que es época de caza y el bosque está repleto de cazadores, por lo que no se recomienda campar a tus anchas.

Hablar de Brocéliande es hablar de misteriosas sendas en mitad de un bosque inmenso, de estanques gigantes y de leyendas, leyendas como la del Rey Arturo, el caballero de Lancelot, del mago Merlín y del hada Vivianade. Irresistible, ¿verdad?

 

 -VITRÉ, llegar a este pueblo y más en Navidad es introducirse en un cuento de la Edad Media. Otro imprescindible de la Bretaña.

CASTILLO

 

7ºDÍA//BORDEAUX (BURDEOS)

La suerte de no haber cogido el vuelo en Nantes fue que tuvimos que descubrir Burdeos y qué suerte la nuestra.

A pesar de ser muy pocas horas las que pasamos en esta espectacular ciudad y de estar algo colapsada por los “gilets jaunes”(manifestantes que se concentran cada sábado en las principales ciudades de Francia, protestando contra el gobierno); Burdeos nos dejó con las ganas de perder el vuelo y pasar dos días más en ella.

No puedo decir mucho más, porque solo nos dio tiempo de recorrer parte del casco antiguo, pero prometo volver y exprimirla al 100%.

 

Y hasta aquí puedo leer, tomen el tiempo necesario, a veces, mejor dicho, casi siempre, menos, es más. Nosotros hemos pecado de avariciosos y lo hemos pagado con el alto precio de perdernos lugares y momentos, de no poder tomar el tiempo necesario que requiere cada pueblo y cada rincón, pero no hay problema, si hay que volver se vuelve y esta vez con los errores aprendidos, para poder exprimir estas dos regiones como se merecen.

 

Jusqu’à la prochaine aventure !!!

FRANCE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *