¿QUÉ HACER UN FIN DE SEMANA EN SANTIAGO-PONTONES?

¿QUÉ HACER UN FIN DE SEMANA EN SANTIAGO-PONTONES?

¿Qué puedo hacer en la sierra? ¿Qué me recomiendas para un fin de semana que voy a visitar Santiago-Pontones? ¿Cuáles son los rincones que no me puedo perder y las rutas que no pueden faltar en mi visita?

Estas son algunas de las cuestiones que me hacéis cuando vais a visitar nuestro municipio y creo que la mejor forma de resolverlas es con una serie de post,  en los que os voy a contar qué haría yo si tuviese un día, dos o si con suerte, contase con un fin de semana, incluso algún día más para visitar Santiago-Pontones y ya que estamos aquí, conocer más a fondo la increíble Sierra de Segura.

Empezaremos a lo grande, es por ello que os cuento un plan que seguro os resultará irresistible para pasar un fin de semana en nuestro hogar y que no os perdáis sus principales rincones, aprovechando al máximo cada segundo y como no, todo ello acompañado del mejor sabor de boca, con esos placeres gastronómicos que la buena cocina serrana nos ofrece.

Vamos viajero, colócate tus botas de montaña que vamos a recorrer un rincón del paraíso.

En esta ocasión, para nuestro fin de semana serrano, estableceremos nuestro campamento base en Pontones, donde pasaremos las siguientes 48 horas, recorriendo y sobre todo disfrutando de sus alrededores y de la magia que esconden estas montañas.

DÍA 1

Es viernes y el cuerpo lo sabe, ¿verdad? O al menos, eso dicen. En nuestro caso es viernes y acabamos de llegar a un lugar especial y claro está, nuestro trabajo y curvas nos habrá costado, porque llegar hasta el municipio de Santiago-Pontones créanme, es tarea para valientes; eso sí, la recompensa merece y mucho la pena.

Os propongo que nos vayamos a ver el bonito Nacimiento del Río Segura y qué mejor forma de hacerlo que a pie, aunque siempre podremos llegar en coche si estamos demasiado fatigados para una caminata.
En el caso de que decidamos caminar, dejad el coche en la plaza del Pajarete en Pontón Alto, vamos a ir hasta Fuente Segura (localidad donde nace el río Segura) por el camino de las Veguillas; así es como deberíais de preguntarlo a los paisanos del pueblo, ellos son quien mejor os guiarán.
Tras pasar las tres aldeas de Fuente Segura y a poco menos de un kilómetro de la última, encontraremos el nacimiento de uno de los ríos más importantes de España; disfrutad y relajaos mientras escucháis el trajín de las ovejas, la peculiar banda sonora de nuestra sierra, así como el agua que emana de lo más profundo de la “Madre Tierra”.
Habiendo tomado el tiempo suficiente para soltar todo lo acumulado en la semana y haber podido disfrutar ya de la primera bocanada de aire y agua fresca que esta sierra nos ofrecerá, volvemos a encaminarnos hacia nuestro punto de partida. En este caso volveremos por la carretera hasta Cañada Manzano y regresaremos a Pontón Alto por el Castellón.

Pontón Alto

 

 

 

 

Tras un agradable paseo llega el mejor momento del día, empezar a degustar nuestra gastronomía y no se me ocurre mejor lugar que empezar por uno de mis favoritos, LA FONDA DEL PERCHEL. Este pequeño y acogedor restaurante es uno de los mejor valorados de la zona y es que no es de extrañar, la comida es exquisita, su horno de leña da un punto extra a cada plato, por no hablar del trato tan familiar que esta bonita familia ofrece a cada uno de sus comensales; tenéis que probar las pizzas y los postres caseros, pecado capital. 

 

 

 

 

 

Ahora toca descansar, pero no podemos irnos a dormir sin echar la vista al cielo, si las nubes lo permiten vais a disfrutar de un gran espectáculo. Tenemos uno de los cielos más limpios del mundo. Por miles de lugares que visite, siempre que miro hacia arriba pienso lo mismo, es genial, pero el cielo de la Sierra de Segura es especial.

 

Se regalan estrellas.

 

Buenas noches, duerman bien y arropaditos, mañana nos espera un bello día.

DÍA 2

¿Preparados para disfrutar de las maravillas que esconde esta sierra?

Cogemos el coche y nos vamos a dirigir hacía la aldea de la Toba, por la carretera de Despiernacaballos, para mí una de las carreteras con las vistas más bonitas del lugar, ya me contaréis qué os parece. Hacemos una parada técnica para conocer el nacimiento de la Toba y esta pequeña y bien cuidad aldea.
Seguimos la ruta hasta la Huelga Utrera, aquí dejaremos los coches y comenzaremos a caminar, sendero adelante, por el valle del Río Segura, en otoño especialmente es una maravilla.
Después de unos pocos kilómetros y una ruta apta para todos, niños y menos niños, llegaremos a la Cueva del Agua. En buena época casi siempre hay agua. Como estáis viendo, de cualquier lugar nace un manantial.
Si hemos sido listos y nos hemos aprovisionado en la panadería de Pontones de ricos víveres, tendremos un lugar ideal para disfrutar de una pausa y por qué no de un buen tentempié.

Por Andrés Ortiz

Volvemos deshaciendo los pasos andados y ahora sí, disfrutando mucho del bello paisaje que nos acompaña.

 

VALLE DEL SEGURA
VALLE DEL SEGURA

 

 

 

 

 

Como bien seguro se nos ha hecho la hora de comer, aprovechamos que estamos al lado de la Venta Tiziano y vamos a comer en su único y genial restaurante. Comida tradicional serrana, casera y con calidad y si encima vamos en verano, podremos disfrutar de un buen baño en la piscina. Si por contra no tenemos suerte y está completo, hay una alternativa más que interesante y muy cerca de donde estamos, Hospedería Río Zumeta.

Se me olvidaba, tendréis que hacer una parada obligatoria, pues iremos rodeando el Pantano del Anchuricas, un lugar con un color y paisaje irresistible.

Pantano de las Anchuricas by José Lara

 

Después de una buena comilona, toca volver y descansar una mijilla, pero sin excesos, esta sierra tiene demasiado que enseñar y no podemos perder ni un segundo.

Tras la pausa os recomiendo un plan tranquilo, ¿me acompañáis a uno de mis lugares favoritos? Nos vamos a descubrir la aldea de Montalvo. Dejad el coche en la Ballestera si es que os apetece dar un pequeño paseo y subid hasta la misma a pie. Es muy pequeñita, pero es como sacada de un cuento de hadas.
Os recomiendo que si aún los pies os lo permiten y os apetece andar una chispilla más, os asoméis al mirador de la “V”. No está indicado, pero ya sabéis lo que dicen, preguntando se llega a Roma; estará a unos 500 metros de la aldea y las vistas merecen mucho la pena.

 

 

 

 

 

 

 

Y a la vuelta hacer una buena liga, ¡os la habéis ganado! Por cierto, este es el nombre popular con el que llamamos aquí, en la zona, a tomar unas cervecitas acompañadas de unas buenas tapas, siempre por supuesto, cortesía de la casa.

A descansar que mañana nos espera la recta final, os voy a llevar a uno de los balcones más bonitos de mi hogar.

 

DÍA 3

Hoy visitamos… Peña Amusgo, conocido entre los locales como “Peñamujo”. Para poder hacer esta ruta de senderismo y asomarnos al paraíso, dejamos

nuestro coche en la aldea del Artuñedo y nos lanzamos a la montaña. Toda la ruta está señalizada y podremos disfrutar de distintas paradas técnicas desde las que observar panorámicas de postal. Una vez que lleguemos al peñón y si la curiosidad y la aventura supera al miedo, subiremos ha

sta arriba, no os va a defraudar, tendréis una de las más vistas panorámicas más interesantes del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas.

 

Y bien, no hay una buena ruta, ni un buen viaje que termine sin una comilona como Dios manda. En Pontones tenéis varias y muy buenas opciones, pero sin duda alguna para mí hay otro sitio especial y con el que muero por cada uno de sus platos es el restaurante Madre Selva; uno de mis restaurantes favoritos. Con Madre Selva me pasa algo así como lo que con el cielo de la sierra,
por muchos sitios que visites y muchas cucharas que deguste, por la razón que sea, estos son especiales.

 

Toca hacer maletas y despedir un gran fin de semana, rodeados de naturaleza y de tranquilidad, de montañas y cielos estrellados, de agua y vida.
Toca pensar en la siguiente visita.
Mientras volvéis, voy a ir preparando más días así, más días llenos de sierra, de buena gastronomía y de lugares mágicos.

Viajeros, nos volvemos a ver en el paraíso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *