SANTIAGO-PONTONES, UN RINCÓN DEL PARAÍSO POR DESCUBRIR.

SANTIAGO-PONTONES, UN RINCÓN DEL PARAÍSO POR DESCUBRIR.

VALLE DEL SEGURA
VALLE DEL SEGURA

¿Alguna vez has soñado con perderte en un lugar mágico, con acariciar las estrellas o sencillamente con visitar un rincón del paraíso? Pues queridos viajeros, hoy tengo el placer de anunciaros que ese lugar existe y que se encuentra a un solo paso de ti. ¿Quieres saber más? Vente conmigo, el viaje acaba de empezar.

Aviso a navegantes, quizá no prime en mí la objetividad, pues es difícil amando como amo mi tierra, mi hogar, pero me atrevo a decir que antes de juzgar hay que probar y los que lo han hecho, no me quitan la razón. Algo tiene este lugar, que engancha y, ¡de qué manera!

Santiago-Pontones es un municipio de la Sierra de Segura (Jaén) que se ajusta perfectamente a ese nuevo concepto de la España vaciada ya que, inmutables al tiempo, se diseminan por el termino numerosas aldeas deshabitadas y abandonadas. Además de otras que, a pesar de su escasez de vida, tienen un algo especial, digamos que vida, de la de verdad, de la que no tiene prisa por avanzar. Un lugar con espectaculares rutas para los amantes del senderismo, con ríos; y muy variada y rica flora y fauna. Por no hablar de la gastronomía, pecado de los dioses. Es cierto que está lejos, bueno más bien, es de difícil acceso, característica por otra parte, que hace que siga conservando ese encanto. Para llegar hasta aquí, tendrás que sortear un buen puñado de curvas, pero nada que una buena dosis de biodramina no pueda curar.

Y si después de esta breve introducción aún no te ha entrado el gusanillo por conocerlo, voy a desvelarte algunos de los rincones que esconde mi particular trocito del edén, que seguro hace que comiences a hacer tu maleta de fin de semana para visitarlo.

NACIMIENTO DEL RÍO SEGURA

Nacimiento del Río Segura
Nacimiento del Río Segura

Fuimos tocados con la varita mágica de la suerte, pues aquí nace el Río Segura. A tan solo 5 km de Pontones se encuentra este espectáculo de la naturaleza; una cavidad de la que emana el agua más pura de la sierra y que discurre hasta su desembocadura en Guardamar del Segura (Alicante).

Por supuesto que puedes acceder en coche, pero merece la pena darte un paseo y disfrutar de la naturaleza que te conduce hasta el mismo. Son varios los caminos que llegan hasta el nacimiento, cada uno esconde su encanto particular.

El BANDERILLAS

EL Banderillas
El Banderillas by Serafín Gil

Con sus 1993m de altitud, presume de ser el pico más alto de la Sierra de Segura. Para mí es una de las rutas imprescindibles y más bonitas que podemos hacer en la sierra. Una vez en la cima, las vistas no te dejarán indiferente, te encontrarás con el mundo a tus pies.

Te voy a desvelar uno de mis secretos, yo suelo subir una vez al año, siempre en verano al empezar a caer la tarde. La idea es llegar a la cima para tomar un piscolabis mientras se disfruta de los increíbles atardeceres que nos regala esta estación del año; y cuando has repuesto fuerzas y te has deleitado con el espectáculo natural, empiezas el descenso (si lo haces en luna llena mejor). Conforme vas deshaciendo la ruta andada, va cayendo la noche y con ella empieza la vida salvaje. Si tienes suerte y no es muy difícil, cuando hayas acabado el camino habrás podido contar alguna decena de animales en libertad, a saber: muflones, cabras montesas, ciervos, etc.

MIRADOR DE PEÑA AMUSGO 

Esta es otra de las maravillas que nos regala Santiago-Pontones. Es más que una simple ruta de senderismo, es camino y paisajes, es llegar a lo alto del peñón y encontrarte con una de las estampas más impactantes de la contornada. No es la más fácil que tenemos, ni apta para los menos andarines, pero tampoco os asustéis que si la hago yo, la hace casi cualquier persona. Eso sí, hay que tener mucho, muchísimo cuidado si decides subir hasta arriba, no hay un camino hecho en la roca y es un poquito peligroso; aventura siempre, pero con cuidadín.

MONTALVO

MONTALVO
MONTALVO

Es mi aldea favorita, no te puedo engañar. Cuando yo era pequeñita estaba habitada por una colonia de hippies. Ahora las cosas son diferentes, pero la huella permanece y el encanto también. Apenas un puñado de casas la componen pero sus callejuelitas aún empedradas y el enclave privilegiado donde se encuentra, la era y la alberca; hacen de ella un lugar diferente, con paz. Tanto es así, que yo, a cada ratico que necesito encontrarme me escondo aquí.

Pero no es la única, de hecho las aldeas con más encanto de la sierra bien se merecen por si solas un post.

CAMPOS DE HERNÁN PEREA

No hace mucho que visité esta altiplanicie por primera vez en mi vida, cualquiera lo diría viviendo a unos escasos 20 km.

Llegas al fin del mundo, o al principio de este, ¡yo qué sé! Parecen desolados y a la vez llenos de vida, de una vida sencilla, donde lo que realmente importa es la naturaleza en su estado más desnudo y puro. No soy capaz de describir este lugar, hay que visitarlo y cada cual que saque sus propias conclusiones. Puede que al volver me digas: – Yolanda, eres una flipada, allí no hay nada. Puede que sí, pero recórrelos y si puedes duerme una noche en uno de sus tantos refugios, quizá la noche y su cielo te conquiste si el día no supo hacerlo.

Hay que tener cuidado para no perderse, hay un poco lío de caminos, mejor ir con alguien que conozca el terreno.

PONTONES

Pontón Alto

Y con la iglesia topamos. ¿Qué voy a decir yo de mi verdadero hogar? Voy a intentar ser lo más objetiva posible, aunque ya os aviso que será casi, casi imposible.

Pontones es un pueblo, a su vez dividido en dos, el Alto y el Bajo. Como es ta

Pontón Bajo by Serafín Gil

n grande, tiene que estar partido, jajaja. Cada uno tiene su personalidad propia, por ambos pasa el río Segura, lo que les da un aire de frescura y alegría. Desde cualquiera de los dos puntos podemos hacer diferentes rutas de senderismo, como visitar diferentes cuevas y restos de pinturas rupestres.

Si de disfrutar de gastronomía local se trata, en Pontón Bajo podéis delitaros en los diferentes locales con los mejores manjares de la zona. Hay un buen puñado de alojemientos turísticos, cada día de más calidad, cada vez un poquito mejor. Sin duda un enclave perfecto para conocer el municipio, cerca de todo y con los servicios necesarios para hacer una escapada rural perfecta.

PANTANO DE LAS ANCHURICAS

Pantano de las Anchuricas by José Lara

El color de sus aguas no deja indiferente al viajero. Como la mayoría de pantanos, además cuenta con un enclave mágico, una de las zonas con más vegetación de la alta sierra en la que nos encontramos. Un lujo para los sentidos.

CAMINIO DE SAN JUAN

Y si no te había acabado de convencer hasta ahora, aquí va otra buena razón para que vengas, para que te enamores de nuestro hogar: el camino de San Juan de la Cruz.

Tramo del camino entre Pontón Alto y Pontón Bajo.

Este bonito camino, que va desde Beas de Segura hasta Caravaca de la Cruz, atraviesa gran parte del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, y una vez más afortunados nosotros, atraviesa nuestro municipio. Hace no mucho tiempo, quizá dos años, que se realizaron las tareas de limpieza y acondicionamiento del sendero. Puedes perderte en cualquiera de sus tramos, es una maravilla. Todo un lujo contar con el paso del mismo por estos lares.

GASTRONOMÍA LOCAL

En nuestra mesa tendremos ricos y tradicionales majares, cultivados y criados en la zona. Nuestra tierra ofrece un producto local exquisito y sencillo, para enamorar al más delicado de los paladares. El cordero segureño es la joya de la corona, acompañado con patatas, huevos y una buena ensalada de la huerta; no sé a vosotros, pero a mi se me hace la boca agua. Y no puede faltar el pa

By panadería La Milagrosa.

n serrano, ese del que ya en pocos lugares se hace, del que sabe a pan de la abuela, a toda la vida.

Los embutidos, jamones, quesos, tortas, nueces, miel y un largo etcétera harán de tu estancia un dulce placer gastronómico.

DON DOMINGO, PARAJE ESTELAR

Se regalan estrellas.

Hasta ahora hemos ido con los pies en la tierra, pero es hora de alzar el vuelo y alcanzar las estrellas, es hora de mirar hacia el firmamento. Me atrevo a decir que desde cualquier lugar del termino municipal puedes ver un cielo espectacular, es más me arriesgo, un cielo complicado de ver en casi ningún rincón del planeta y créeme, en algún que otro rincón perdido del mundo, me he encontrado más de una noche en mi vida. Y es que nuestro trocito de cielo, al igual que nuestro trocito de paraíso son especiales, son únicos.

El pasado año declararon la aldea de Don Domingo, paraje estelar. No es para menos, el lugar lo merece y si no, compruébalo tú mismo.


Tengo la suerte de haber nacido en un lugar privilegiado, podría hacer una lista mucho más larga, muchísimo más; pero si me lo permitís os dejo este post como aperitivo y en los siguientes iré desgranando un poquito esos lugares mágicos que esconde la Sierra de Segura y en concreto mi hogar, Santiago-Pontones.

¡Os espero en el paraíso!

6 respuestas a «SANTIAGO-PONTONES, UN RINCÓN DEL PARAÍSO POR DESCUBRIR.»

  1. Yo soy Serrano nacido en los Centenares y cada día echo mas a faltan y añorar mi tierra , lugar donde unos pocos hemos tenido el privilegio de nacer , cada vez que puedo me escapo y paso unos días en Pontones y con mi mujer nos damos alguna que otra caminata , eso es el paraíso , un saludo paisanos hacéis un muy buen trabajo , por esa nuestra Tierra ,,,

    1. Qué gran fortuna las que conocisteis las que son aldeas perdidas hoy con vida.
      Gracias Hilario por tu comentario, espero que sigáis disfrutando tanto de nuestra bella tierra como lo hago yo. Un fuerte abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *